Arquetipos femeninos

Las Cuatro Diosas 

 

Nuestro ciclo menstrual está formado por cuatro etapas (preovulatoria, ovulatoria, premenstrual y menstruación). Cada etapa tiene su singularidad y sus características únicas. En cada ciclo tenemos la oportunidad de reconciliarnos con nuestras cuatro facetas y usar cada una de sus energías en nuestro beneficio.

Cuando conocemos el ciclo menstrual, nos conocemos más a nosotras mismas. Conectamos con nuestra guía interior, nuestra intención y sabiduría.

Somos UNA MUJER formada a su vez por 4 MUJERES, 4 DIOSAS que florecen y surgen cada mes, dándonos la oportunidad de aprender y crear.

  • La DONCELLA. Fase Preovulatoria. Días 7 a 14 (aproximadamente)

Somos cíclicas. En esta fase acabas de terminar tu menstruación, tu sangrado. Eres una mujer renovada. Es la fase más dinámica del ciclo, la fase de la acción. Tienes una gran capacidad para planificar y fijar objetivos. La Doncella es independiente, impulsiva, busca la verdad y se rige por sus ideales. Es la niña-adolescente que vive en nuestro interior. Un buen momento para iniciar algo nuevo y disfrutar de la energía y fuerza física que sentimos estos días.

  • La MADRE. Fase ovulatoria. Días 15 a 21 (aproximadamente)

Es la fase expresiva del ciclo. En esta semana conectamos con nuestro útero creador, somos fértiles y amorosas. Encontramos más placer en la unión, por eso es normal sentir más deseo sexual estos días. Se despierta nuestra madre interior, y estamos más dispuestas a cuidar y cuidarnos. Podemos aprovechar la energía de la fertilidad para nutrir, sostener y empoderarnos a nosotras mismas y a nuestros proyectos.

  • La HECHICERA. Fase premenstrual. Días 21 a 28 (aproximadamente)

Es la fase más temida por las mujeres, pero a la vez, la más creativa y bonita. Vivimos en una sociedad lineal donde es difícil expresar nuestra ciclicidad y conectar con nuestra creatividad, tenemos demasiadas exigencias y obligaciones y no nos queda tiempo para nosotras. Estos días conectamos con nuestra sombra y nuestra luz, somos más libres, más guerreras y tenemos una gran capacidad sanadora.

  • La ANCIANA SABIA. Menstruación. Días del 1 al 7 (aproximadamente)

En cada menstruación nos renovamos. El óvulo no fecundado sale hacia fuera, nuestro sangrado representa todo aquello que debemos dejar ir, que necesitamos “soltar”, es una fase de limpieza. Estamos más hacia dentro, conectando con lo más profundo de nosotras mismas. Nuestro cuerpo y nuestra mente piden descanso y silencio. En esta fase, nuestra anciana sabia, aprovecha para eliminar y destruir lo que ya no nos sirve. Es el recogimiento y el autoconocimiento para reunir energías y así afrontar el nuevo ciclo.

Y sobre el día 6 ó 7…empieza otra vez, la fase dinámica de la Doncella…y así todos los meses.

Te recomiendo estar atenta  a los cambios de tu ciclo para poder aprender y conocerte mejor a ti misma. Ser cíclica es maravilloso, ¡Un regalo de la naturaleza que nos permite crecer y florecer cada mes!